En 2018, según datos de la Federación Internacional de Robótica, en México se instalaron 5,700 robots industriales y aunque el país dista mucho de economías como la china, la estadounidense o la surcoreana a este respecto, las industrias que operan en México han superado a países como Canadá y Singapur en la adquisición de esta tecnología.

ro9

Robots y humanos, ¿una forma de reducir contagios de Covid-19 en la nueva normalidad?

Fecha: 01-06-2020
Periodista: Rodrigo Riquelme
Fuente: EL ECONOMISTA

Los Lineamientos Técnicos de Seguridad Sanitaria en el Entorno Laboral que publicó el gobierno mexicano para que las empresas reduzcan los riesgos de contagio del coronavirus Sars-CoV-2 hacen énfasis en el distanciamiento social tanto en el espacio de trabajo como en el transporte y las áreas comunes que estas compañías deben cumplir si desean reanudar sus actividades.

Aunque se ha vaticinado que la automatización de los procesos productivos desplazarán a una gran cantidad de trabajadores en todo el mundo –McKinsey estima que 25 millones de empleos en México están en riesgo por los robots-, estas máquinas podrían ayudar implementar las medidas de seguridad sanitaria y así contribuir a la reactivación económica de industrias como la automotriz y la logística.

Igual que en el caso de otras cadenas productivas, las empresas que fabrican robots han visto a sus clientes modificar los plazos de sus proyectos de adopción de una de estas máquinas, pero confían en que cuando se reanuden las actividades económicas, la adquisición de autómatas seguirá igual que antes de la emergencia o incluso, aumentará.

En 2018, según datos de la Federación Internacional de Robótica, en México se instalaron 5,700 robots industriales y aunque el país dista mucho de economías como la china, la estadounidense o la surcoreana a este respecto, las industrias que operan en México han superado a países como Canadá y Singapur en la adquisición de esta tecnología.

No obstante, según un análisis del Boston Consulting Group, nueve de cada 10 empresas que operan en el país planea implementar robótica avanzada en sus procesos productivos durante los próximos cinco años, por lo que más de la mitad de estas organizaciones cree que reducirá el número de empleados en este periodo.

Cobots y robots de servicio

Para Manuel Sordo, director general de Universal Robots en América Latina, si bien el 2020 será un año difícil debido a que la incertidumbre ha orillado las empresas a retener sus gastos de capital, los robots colaborativos ayudarán a mantener el distanciamiento social, una medida que, prevé, permanecerá en el entorno laboral.

Los robots colaborativos permiten mantener el distanciamiento social sin tener que realizar grandes inversiones para modificar las líneas de producción”, dijo Sordo, quien añadió que la emergencia sanitaria ha abierto áreas de oportunidad no solamente en compañías que ya se han dado cuenta de la necesidad de automatizar procesos sino en nuevas aplicaciones, como los hospitales y los laboratorios.

Universal Robots es una compañía danesa dedicada a la fabricación de robots colaborativos o cobots. Este tipo de robots son más pequeños que los robots industriales tradicionales, lo que permite que sean integrados en las líneas de producción con mayor facilidad y que puedan convivir con los trabajadores humanos sin riesgos; además de que su costo es usualmente una décima parte del que tiene de un robot industrial

Aunque los cobots son apenas 4% del total de robots que se fabrican a nivel mundial, su adopción se ha incrementado a un ritmo de 23% en los cuatro últimos años. Lo mismo ha sucedido en el caso de los robots de servicio, aquellos que automatizan labores repetitivas, como el transporte de insumos dentro de las empresas.

De acuerdo con Omar Aquino Bolaños, director de Ventas para México y América Latina de Mobile Industrial Robots o MiR, la suspensión de actividades en el sector industrial trajo lentitud al avance de los proyectos de implementación de tecnología. No obstante, la compañía ha visto un incremento en aquellas empresas que buscan introducir a los robots a sus procesos productivos.

MiR fabrica robots profesionales de servicio cuya característica principal es que son móviles. El sector industrial pero sobre todo el de logística, esto es el almacenamiento y la distribución de mercancías son los que más han recurrido a esta tecnología para automatizar procesos que en muchos casos no agregan valor a la producción.

“La manufactura y en especial, la industria automotriz, son las que más acostumbradas están a adquirir tecnología, a innovar en sus procesos y a tecnificarlos. Las demás industrias por lo regular tienen un periodo más largo y aunque es difícil que tengamos un tiempo de reacción tan rápido, en el futuro próximo la demanda de la automatización va a ser exponencial, porque ya no va a ser opcional sino necesario en un mundo post Covid-19”, dijo Aquino.

Se requiere educación

El directivo de MiR aseguró que una de las industrias en las que ya se está observando a adopción de robots profesionales de servicio es en el de la salud, con máquinas habilitadas para realizar procesos de desinfección, lo que reduce el riesgo de contagio para el personal de la salud.

En esto coincide el profesor investigador del Centro de Innovación, Diseño y Tecnología del Tec de Monterrey, David Romero, para quien la automatización debe verse como una oportunidad para hacer frente a las limitantes que impone la pandemia, al mismo tiempo que reduce la cantidad de tiempo que el personal médico está expuesto a espacios contaminados.

“Las empresas requerirán adoptar esquemas de robótica colaborativa y de robots de servicio para facilitar el cumplimiento de las nuevas reglas de seguridad industrial y salud ocupacional en sus plantas productivas, lo que además va a ayudar a fortalecer la productividad para satisfacer a la demanda”, dijo Romero.

notIcias serviCIOS

Noticias del Mercado