El Estado de Hidalgo con sus 20,655 km2 representa el 1.1% del territorio nacional, en cuanto a población alcanza los 3.05 millones de habitantes y equivale al 2.4% del total nacional. En su geografía existen gran diversidad de ecosistemas que van desde bosques perennes de coníferas, selvas bajas caducifolias, matorral semidesértico y llanos, en ellos se desarrollan actividades productivas como la producción de granos básicos, alfalfa, café, jitomate, ganado ovino, ganado bovino de carne y de leche, pesca de especies de agua dulce como mojarra y bagre, así como la extracción de madera para aserrío.

vacas.jpg_596760611-3

Reactivación económica para el sector agroalimentario y medio rural en Hidalgo

Fecha: 12-05-2020
Periodista: Juan Rosales Narváez
Fuente: EL ECONOMISTA

Por su cercanía al gran núcleo poblacional del Valle de México, las actividades económicas en Hidalgo han evolucionado hacia el sector terciario de comercio y servicios, lo cual queda evidenciado al representar el 62.1% del PIB Estatal que equivale a 264,291 millones de pesos, mientras que el sector primario representa el 4.0% con 10,524 millones de pesos. De ahí, el importante y fuerte impacto que los efectos de la pandemia por COVID-19, representa en este estado donde la movilidad social es fundamental para su economía.

De acuerdo a la SADER, en 2019 esta entidad federativa aportó a nivel nacional el 1.8% del valor del PIB Primario Nacional. en términos del valor de la producción, Hidalgo es un estado equilibrado entre la participación de la actividad agrícola con 8,601 millones de pesos y la actividad ganadera con 8,790 millones de pesos, sin embargo, las cadenas ganaderas concentran mayor aportación a dicho valor, por ejemplo, carne de ave con 2,652 millones de pesos, producción de leche 2,440 millones de pesos, carne de bovino 2,218 millones de pesos y carne de ovino 596 millones de pesos, mientras que la cadena agrícola con más valor es maíz con 2,770 millones de pesos y la segunda alfalfa aporta 1,376 millones de pesos.

Ahora bien, la producción agrícola se desarrolla en cerca de 567,500 hectáreas, de las cuales un 74% son de temporal y solamente un 26% cuenta con riego. Existe la idea errónea de que toda la superficie de riego en Hidalgo es con aguas residuales provenientes del Valle de México, cuando en realidad, el 40% de esa superficie regable se realiza con agua de excelente calidad para cultivos de hortalizas, frutales y granos.

En el marco de este flagelo que nos afecta en todo el mundo y en donde asegurar el abasto de alimentos es una prioridad para la economía tomando en cuenta que en el sector agroalimentario intervienen además una multiplicidad de actores y actividades para la producción y logística entre otras que implican también actividades comerciales y de servicios, la continuidad es un factor fundamental no sólo durante las fases de mayor contagio de la contingencia, sino también posterior a ella y sin descartar que al igual que como otras enfermedades en la humanidad debamos aprender a convivir con ella.

En la segunda parte de este artículo comentaré como instituciones como FIRA, entidad originada en el Banco de México para apoyar y financiar el sector agroalimentario y el medio rural, buscan a través de facilitar la oferta y cobertura de servicios financieros a través de la banco y otros intermediarios financieros en el sector apoyar la reactivación económica en México con programas especiales donde es posible la vinculación con los gobiernos locales para impulsar el desarrollo y hacer frente a los efectos de la pandemia del Coronavirus.


noticias agronegocio

Noticias del Mercado