México negocia con EE UU ampliar la exportación de aguacate

El secretario de Agricultura de México “anunció que se avanza en las negociaciones con el Gobierno de Estados Unidos para abrir las exportaciones de aguacate de Jalisco al mercado de ese país”

Fecha: 25-11-2021
Fuente: EL ECONOMISTA
Periodista: REUTERS

El Gobierno mexicano negocia con el de Estados Unidos para que el país acepte abrir la exportación de aguacate de Jalisco, estado del occidente mexicano, según informó este domingo la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader).

“El secretario de Agricultura y Desarrollo Rural, Víctor Villalobos Arámbula, informó que su homólogo de Estados Unidos, Thomas Vilsack, ha mostrado interés sobre el tema”, aseguró la dependencia en un comunicado.

México es líder en cultivo y exportación a nivel mundial de esta fruta, de acuerdo con la Sader, pues aporta uno de cada tres aguacates que entran al mercado internacional, con una superficie sembrada de 241.000 hectáreas y una producción de casi 2,4 millones de toneladas en 2020.

Pero cerca de cuatro quintas partes de la producción nacional y casi todas las exportaciones provienen solo de Michoacán, estado del suroeste con un volumen de producción de más de 1,8 millones toneladas anuales.

Por ello, el secretario de Agricultura de México “anunció que se avanza en las negociaciones con el Gobierno de Estados Unidos para abrir las exportaciones de aguacate de Jalisco al mercado de ese país”. “Es muy probable que próximamente demos la buena noticia de la exportación de aguacate de Jalisco, lo que tendrá un impacto importante para el estado”, afirmó Villalobos.

La importancia de este fruto para México radica en ser el principal producto agropecuario de exportación. Tan solo de enero a septiembre de 2021, las exportaciones alcanzaron los 2.187 millones de dólares, un aumento de 5,55 % frente al mismo periodo de 2020, observó la secretaría.

En todo 2020, las exportaciones mexicanas de aguacate sumaron 2.936 millones de dólares, un crecimiento anual de 0,15 % a pesar de la pandemia, según el Banco de México (Banxico). “El principal destino de exportación es Estados Unidos. Otros mercados que compran el producto mexicano son Japón, Canadá, España, Países Bajos, Francia, China, Reino Unido, Honduras, Corea del Sur y El Salvador, principalmente”, añadió la Sader.

México ha anclado su perspectiva de crecimiento mayor al 6 % del PIB para este 2020 al nuevo Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC). El sector agroalimentario aporta 9,5 % de las exportaciones del país con un valor de más de 40.000 millones de dólares cada año, según el Consejo Nacional Agropecuario (CNA).

El aguacate en la mira: por qué algunos chefs internacionales dejaron de consumir oro verde

Nadie puede resistirse al guacamole. La pasta cremosa de oro verde triunfa allá donde va y no hay frontera que se resista a un totopo bañado en puro sabor mexicano.

El éxito de la salsa dipera se debe a múltiples factores. Primero, permite pecar sin culpa, porque su consumo reporta numerosos beneficios a la salud. Segundo, es un platillo apto para distintos tipos de dieta: cautiva a veganos, vegetarianos, celiacos, amantes de la carne, pescovegetarianos, etc. Además, la rápida elaboración de la receta y la capacidad de adaptarla a todos los gustos -más picante, menos picante, con cebolla, sin cebolla-, la convierten en una apuesta segura.

En pocos años, el platillo ha desatado un boom internacional. Y aunque a lo largo y ancho del planeta han aumentado las hectáreas dedicadas al cultivo del aguacate, el mundo es consciente de que este fruto y todos sus derivados son patrimonio mexicano, y así lo reflejan las cifras. Durante la temporada 2021, el país exportó más de un millón de toneladas a 34 países distintos, entre ellos, EEUU, Canadá, Japón, Francia, El Salvador, España, Honduras, Holanda o China.

Sin embargo, detrás de este negocio millonario se esconde una problemática que genera cada vez más preocupación e incluso, ha llevado a algunos restaurantes a sustituir este alimento por otras opciones más sustentables. Así lo explica The Guardian en una nota que ha provocado muchas asperezas en los últimos días.

El diario británico recuerda que la producción de aguacate “deja una huella de carbono enorme” y que cada pieza “requiere 320 litros de agua para crecer”. Esto, sostiene la publicación, ha llevado a algunos establecimientos a modificar las opciones de su menú, como por ejemplo, a la cadena mexicana Wahaca, que opera en Reino Unido.

“La demanda global [de aguacate] es tan grande que se está volviendo inaccesible para las personas indígenas que viven en las áreas donde se cultiva”, dijo la cofundadora de Wahaca, Thomasina Miers, en entrevista con The Guardian.

Es cierto que los pedidos globales han llevado al precio del aguacate a niveles escalofriantes. En agosto, el kilo llegó a venderse en los supermercados de España a 306 pesos mexicanos (€ 13). Se trata de un artículo de lujo que se produce a gran escala, como si fuera un alimento básico.

El encarecimiento del oro verde y el impacto ambiental “devastador” de su producción llevó a la cadena de restaurantes Wahaca a crear una alternativa inspirada en la salsa mexicana. Esta nueva receta, a la que denominaron Wahamole, lleva habas, chile verde, lima y cilantro. Nada de aguacate.

Para Tim Lang, profesor de política alimentaria en City, Universidad de Londres, la decisión del establecimiento evidencia que “partes de la industria alimentaria están comenzando a darse cuenta de los grandes problemas que enfrentamos como resultado de la agricultura intensiva”, según explicó a The Guardian. Y es que la producción de este fruto es altamente contaminante, y su alta demanda ha arrastrado graves consecuencias, como la deforestación, la pérdida de biodiversidad y la escasez de agua.

NOTICIAS DEL MERCADO