México destaca por protección arancelaria en productos agrícolas

México ha reducido en los últimos años el arancel promedio aplicado a sus importaciones de bienes agrícolas originarios de países con los que no tiene acuerdos comerciales, pero la tasa de 13.9% es el doble que la aplicada a otro tipo de bienes. México destaca entre los países con una mayor protección arancelarias a las …

México destaca por protección arancelaria en productos agrícolas Leer más »

Fecha: 18-06-2021
Fuente: EXPANSION
Periodista: REUTERS

México ha reducido en los últimos años el arancel promedio aplicado a sus importaciones de bienes agrícolas originarios de países con los que no tiene acuerdos comerciales, pero la tasa de 13.9% es el doble que la aplicada a otro tipo de bienes.

México destaca entre los países con una mayor protección arancelarias a las importaciones de productos agrícolas originarias de naciones con los que no tienen tratados de libre comercio.

Mientras el arancel promedio simple que aplica México a estas naciones es de 6% respecto a los bienes no agrícolas, la tasa se incrementa a 13.9% en los agrícolas.

En general, varias de las economías que más productos agrícolas importan en el mundo cobran tasas arancelarias de dos dígitos.

A pesar de eso, México ha reducido en los últimos años el arancel promedio aplicado a sus importaciones de bienes agrícolas originarios de países con los que no tiene acuerdos comerciales bilaterales o regionales, desde una tasa de 17.6% en 2014 a la de 13.9% actual.

De acuerdo con un reporte publicado por el Departamento de Agricultura de Estados Unidos, los aranceles son la mayor fuente de costos económicos globales generados por las distorsiones de la política agrícola.

Los esfuerzos para reducir aún más las políticas de distorsión del mercado global dentro de la Organización Mundial de Comercio (OMC) se han estancado en gran medida, y los países han buscado acuerdos comerciales bilaterales y regionales fuera de la OMC.

Aun así, la agricultura a menudo sigue estando protegida en esos acuerdos, por lo que los aranceles sobre la agricultura siguen siendo elevados. Los altos aranceles y los contingentes arancelarios continúan limitando el comercio de muchos productos agrícolas.

Para el caso de México, las aduanas de este país aplican los más altos aranceles a las importaciones de azúcares (30.2% en promedio), las bebidas y el tabaco (27.3%), productos lácteos (23.2%) y café y té (20.4 por ciento).

Los países cobran aranceles para proteger las industrias nacionales contra la competencia de precios de las importaciones.

En particular, Estados Unidos, el mayor importador global de productos y una potencia agrícola, fija un arancel promedio aplicado de 4.7% a sus importaciones agrícolas procedentes de países sin tratados de libre comercio.

Comparativamente, esta tasa es de 13.9% en China, 56.8% en Corea del Sur, 15.1% en Canadá, 38.8% en India, 0.1% en Singapur y 10.5% en Rusia.

Los aranceles son más altos para los productos agrícolas que para los productos no agrícolas en más de 90% de los países.

Esto se debe a que en algunas regiones, los productos agrícolas a menudo se consideran “sensibles”, lo que significa que son importantes por razones de seguridad nacional.

En Latinoamérica, Brasil aplica un arancel de Nación Más Favorecida (NMF) promedio de 10.1%; Argentina de 10.3% y Chile de 3 por ciento.

En la OMC, cada nación establece topes a sus aranceles y está obligada a dar a todos la condición de NMF, expresión que parece sugerir que se trata de algún tipo de trato especial para un país determinado, pero que en realidad significa cobrar sus respectivas tarifas a la totalidad de miembros por igual.

NOTICIAS DEL MERCADO