Los resultados de los primeros cinco años de operaciones de la automotriz sudcoreana Kia superaron todas las expectativas, ¿cuál es el plan de la firma para seguir consolidando su presencia en México?

KIA

Kia supera en México sus metas, pese a la crisis en la industria automotriz

Fecha: 22-09-2020
Periodista: Forbes Staff
Fuente: Forbes Mexico

Pareciera que la caída de las ventas de autos nuevos ya tocó fondo. Y es que, luego de reportar su peor abril de los últimos 10 años, la comercialización inició una lenta recuperación, que fue mucho más notoria cuando se levantaron las primeras restricciones a la movilidad, con un avance de 50% en junio, con respecto al mes previo.

 

De mantenerse el ritmo de las 72,897 unidades desplazadas en julio, el cierre del año no sería tan negativo como se temía e, incluso, superaría el tropezón de 2009, cuando apenas se vendieron 755,000 autos. Estaría, eso sí, debajo del millón de vehículos, un nivel que se reportó durante siete años consecutivos previos. 

 

Pese a la cuarentena, las más de 30 marcas que compiten en México no dejaron de ofrecer sus productos mediante plataformas digitales, una alternativa que, por cierto, seguirá fortaleciéndose y que permitió el desplazamiento de unidades y, aunque a un ritmo más lento, el registro y los trámites correspondientes para poder estrenar el vehículo. 

En el marco de la prolongada cuarentena y los primeros resultados positivos de la industria, se celebraron cinco años de operaciones de KIA Motors México, con números que superaron las propias metas establecidas por la administración a su llegada. 

En 2015, la firma de origen sudcoreano cerró con apenas 0.8% del mercado nacional automotriz. Ya para 2017 rebasó el objetivo, con 5.7% de las ventas totales; y, hasta agosto de este año, había alcanzado una participación de 8.2%. 

La intención era lograr esa cifra al cierre del año, para superar a muchas otras marcas cuya presencia es más longeva en el mercado nacional y que, incluso, ofrecen también una garantía de siete años (uno de los atributos más atractivos de la marca) pero que, a diferencia de KIA, no supieron transmitir ese extra a los consumidores.

Además, su planta de Pesquería, en Nuevo León, produjo más de 1 millón de unidades, la primera armadora en lograr tal volumen con cuatro años de operación.

“En estos cinco años, [lo ocurrido] sí fue un crecimiento exponencial, sin duda. Nos queremos mantener y, de hecho, seguir creciendo”, dice Horacio Chávez, director de KIA Motors México. 

TRES OPCIONES 

A diferencia de otras marcas, esta automotriz participa únicamente en los segmentos de compactos, subcompactos y SUV, lo cual podría ser una limitante para seguir escalando posiciones en el mercado doméstico, donde, actualmente, ocupa el quinto lugar. 

Por el momento la corporación no tiene planes de incursionar en otras categorías, por lo menos en el corto plazo. Por eso, la consolidación y futuro de KIA en México se concentrará en penetrar más los segmentos de los modelos que produce en el país, Río y Forte, y que son clave para la empresa; además de ampliar su oferta de SUV con su modelo Celtus, que lanzó a comienzos del año y que, a partir de junio, se posicionó como la más vendida en el mercado nacional.

Además estaría considerado el modelo Telluride, un vehículo para siete pasajeros, que, por el momento, sólo se vende en Estados Unidos y, como es una de las más SUV más premiadas en los últimos años, la producción no alcanza a satisfacer la creciente demanda ni llega a otros países, como México, pero, en el mediano plazo, es posible que sí. 

“El otro eje será la red distribuidores. Tenemos 94 agencias que cubren prácticamente todo el territorio nacional. Creemos que ya no hay oportunidad de abrir más, pero estamos viendo una oportunidad en salas de exhibición para llegar a puntos estratégicos donde [aún] no estemos”, explicó Horacio Chávez. 

KIA Motors México abrió, hace poco, una sala en Polanco y construye otra en Cuernavaca, Morelos, y una más en Fresnillo, Zacatecas. Además, impulsará el negocio de autos usados mediante su red Konfidence (pues coincide con el tiempo promedio de cambio de unidad: cinco años) y una robusta plataforma tecnológica de atención de clientes para darle servicio a las unidades. 

LÍNEA CORPORATIVA 

A nivel global, esta corporación sudcoreana vende al año cerca de 3 millones de autos en los más de 190 países donde tiene presencia. Sus resultados, al igual que los de toda la industria, sufrieron las consecuencia de la cuarentena. 

Pero en julio reportó un avance de 4.3% respecto al mes previo, apoyado por un mejor desempeño de operaciones fuera de su país, que aportan más de 80% a las ventas totales. 

KIA espera un renovado impulso de ventas en la segunda mitad del año, gracias a la sólida línea de nuevos modelos”, informó KIA Motors.

En enero, la corporación presentó su estrategia “Plan S”, que plantea ofrecer 11 vehículos eléctricos de batería y con autonomía a partir de este año y hasta 2025, para convertirse en una de las cinco principales marcas del mundo en la materia. 

Más tarde, la firma anunció planes para ampliar sus alianzas con aplicaciones de movilidad personalizadas, mientras prepara el lanzamiento de estos modelos de nueva generación, que llegarán a México siempre y cuando se desarrolle la infraestructura, sobre todo, de carga de batería. 

“Podemos seguir creciendo: tenemos otros productos viables para nuestro mercado y seguir aportando para tener mayor penetración. La marca ha hecho un buen trabajo, en términos de reconocimiento; la gente ya nos conoce; ése era nuestro principal reto hace cinco años”, dijo Chávez.

noticias automotriz

Noticias del Mercado