El director general de John Deere, Enrique Guillén, ha ratificado la importancia de la estrategia de digitalización en tiempos como el actual, en una rueda de prensa celebrada online. También ha señalado que espera un mercado de unos 9.000-9.500 tractores y ha lanzado un mensaje de “optimismo responsable” teniendo en cuenta, entre otros aspectos, que el sector primario ha demostrado que es esencial.

John-Deere-Tiempo-de-Ayudar-WEB5

John Deere ratifica su estrategia de digitalización y de concesionario

Fecha: 19-06-2020
Periodista: REUTERS
Fuente: EL ECONOMISTA

Bajo el lema “Tiempo de Ayudar”, John Deere Ibérica ha mantenido un encuentro con la prensa especializada de España y Portugal en el que se ha comentado cómo se ha afrontado desde la filial española la situación provocada por la Covid-19 y cuál será la evolución y la situación a partir de ahora. Entre las principales conclusiones se ha destacado la máxima prioridad que se ha dado a la salud y seguridad tanto de trabajadores como de clientes y la fortaleza demostrada por la marca gracias a sus concesionarios, muy profesionalizados y de grandes dimensiones; y a la digitalización que permite la última tecnología con la que cuentan las máquinas de John Deere. 

En el encuentro ha estado conducido por Alfonso Lorenzi, gerente de Marketing Táctico de John Deere y han participado Enrique Guillén, director general de John Deere Ibérica (Unidad Comercial), Mario de Miguel, director general de John Deere Ibérica (Fábrica), José Carlos Herráez, gerente de Servicio y Formación y Ernesto Flaquer, gerente general de Ventas. 

Durante su presentación, Alfonso Lorenzi ha mostrado las condolencias de John Deere por todas aquellas personas que se han visto afectadas por la pandemia y ha mostrado alguno de los gestos de solidaridad y apoyo que, al igual que muchas otras personas, han realizado sus hijos y familias con los afectados. También ha querido reconocer la labor de los profesionales del campo que pararon sus reivindicaciones que estaban llevando a cabo para reclamar unos precios justos y se pusieron a trabajar para asegurar el abastecimiento de la población.

 

Una labor conjunta

En la misma línea ha comenzado su intervención Enrique Guillén, destacando la gran labor que se ha desarrollado por parte de todos los integrantes de la cadena alimentaria. También ha señalado que durante estos meses han trabajado muy duro y muchas horas para gestionar toda la nueva situación y asegurar que los agricultores pudieran seguir trabajando. Ha recordado que desde que una vez que el 9 de marzo la Comunidad de Madrid anunciase el cierre de los colegios, al día siguiente la sede de John Deere Ibérica comenzó a teletrabajar. Esto ha supuesto un gran esfuerzo por parte de la empresa y de los propios empleados. La experiencia como multinacional, con sedes en China, origen de la pandemia, y en Italia, país en el que la Covid 19 iba unas semanas por delante de España, les permitió esta rápida adaptación y poner en marcha todos los servicios informáticos necesarios. 

De igual manera, una vez declarado el Estado de Alarma, el sábado 14 de marzo, y el posterior desarrollo de las medias al día siguiente, se analizaron cuáles habían sido las medidas adoptadas y se llegó a la conclusión de que los concesionarios, como parte de la sector agrícola, declarado de esencial, podían abrir sus puertas el lunes 16. Todo ello con un doble objetivo, el de cuidar de sus trabajadores y de sus concesiones y, al mismo tiempo, servir y cuidar al cliente para que no parase en su actividad. 

Concesionarios

Enrique Guillén destacó, como ya ha hecho en otras ocasiones, «la profesionalidad de su red de concesionarios. La estructura de éstos es, en muchos casos, la empresa más grande de su zona. Por ello cuentan con los recursos y el personal necesario para poder atender las necesidades de sus clientes de forma segura para todos». 

Y, por supuesto, la digitalización como un elemento clave para poder hacer frente con todas las garantías los desafíos que se han planteado con la pandemia de la Covid 19. Gracias a Connected Support, el servicio de John Deere que permite la conexión entre el concesionario, el cliente y la máquina, los concesionarios han podido dar servicio de forma remota y, en el caso de tener que desplazarse, poder atender al cliente de forma rápida y eficaz. «Sin duda un elemento diferenciador que vuelve a ratificar a John Deere como una marca de referencia», ha señalado Guillén. 

En este sentido también señaló la orientación tecnológica por la que está apostando la compañía desde hace muchos años y, más si cabe, desde que John May está al frente de John Deere. La conectividad y la importancia que ha demostrado en momentos como el actual se vuelven vitales para asegurar el trabajo diario de los agricultores y el abastecimiento de la población.

Perspectivas

Durante su intervención final, Enrique Guillén expuso cuales son, a sus juicio, las perspectivas de futuro en este momento. En primer lugar señaló que, sin duda, habrá un antes y un después todo tipo de relaciones, desde las personales hasta las profesionales. «Una oportunidad para hacer las cosas mejor y de manera más eficiente». 

También destacó la enorme adaptación al cambio que se ha demostrado John Deere en estos meses, con la digitalización como parte central. Se trata de algo que ha llegado para quedarse y para lo que John Deere está preparada, puesto que ya llevan mucho tiempo con estas iniciativas. 

Por otro lado, señaló que ha servido para demostrar que el sector primario es un sector esencial que hay que potenciar, cuidar y profesionalizar, con la Agricultura 4.0 como uno de los grandes caballos de batalla en este sentido. 

También hizo referencia a que se espera que éste sea un gran año agrícola en cultivos cerealistas y en forraje, aunque persisten los problemas en otros cultivos como el olivar. Todo ello ayuda a empujar al sector a la hora de hacer nuevas inversiones para poder mejorar su rentabilidad. Su modelo de negocio, con concesionarios muy potentes, los coloca en primera posición para cubrir todas las necesidades de los agricultores. 

Por último, destacó un «optimismo responsable» por parte de la empresa, basado todo lo comentado anteriormente y en cómo se ha afrontado desde la sociedad esta crisis. 

Mercado maquinaria

A preguntas de los periodistas sobre el mercado de maquinaria en este momento de cara al final de año, Enrique Guillén señaló que, tal y como señala Ansemat, «no se pueden hacer comparativas con el año anterior. De esta manera, se vio una gran caída en marzo y abril, pero en las primeras semanas de mayo se observa una recuperación del mercado. Las inversiones no se han perdido, se han pospuesto, por lo que espera que al final del año el mercado se sitúe en torno a los 9.000-9.500 tractores, por lo que no sería una caída histórica». Recordó que en los años de la crisis se tocó suelo en 8.000 tractores. Además, no toda esta caída se puede asignar al Covid, puesto que ya se venía observando una situación de descenso. Por su parte, la inminente aprobación del un nuevo Plan Renove, con mayor dotación y que incluirá a los tractores, hace ser optimistas en este aspecto. 

También fue preguntado por el impacto en la política de I+D de la empresa, señalando que, aunque sí se ha parado en este momento por precaución, su política es seguir apostando en este aspecto. En cuanto a la vertiente económica, en lo que va de año han bajado las ventas en un 18% y los beneficios en un 40%, pero la fortaleza financiera del Deere & Company permite acceder a créditos a bajo interés para continuar con sus planes. 

Finalmente, con respecto a los planes de traslado de la unidad comercial a las instalaciones de Getafe, comentó que el plan sigue en marcha, pero se va a retrasar unos meses, de manera que ya no será a lo largo de 2020, como estaba previsto y sí para el año 2021.

 

noticias agronegocio

Noticias del Mercado