John Deere Ibérica disparó la facturación un 13% en 2022

John Deere Ibérica cerró 2022 con un incremento de la facturación del 13% y pronostica que este año será “favorable”.

Fecha: 24-01-2023
Fuente: EL ECONOMISTA
Periodista: REUTERS

John Deere Ibérica cerró un año “tremendamente bueno”, en el que incrementó la facturación alrededor de un 13% con relación a 2021. Aunque las cuentas están pendientes de ser auditadas, el ‘controller’ de la empresa, Santiago González, pudo avanzar este dato durante el tradicional Encuentro anual con la Prensa, que esta vez tuvo lugar el viernes 20 de enero en las instalaciones de Parla (Madrid).

El grueso del crecimiento se debe principalmente a la fábrica de componentes de Getafe (Madrid), que mejoró en 24/25 puntos, mientras que la unidad comercial lo hizo en 2/3 puntos. Estos números se unen a los ofrecidos hace unas semanas por Deere & Company a nivel global, cuyos ingresos aumentaron el 19% y las ganancias, el 20%, que le permiten hablar de “año récord en circunstancias complicadas”.

Las perspectivas para el ejercicio fiscal ya iniciado continúan siendo positivas. “2023 será un año favorable para John Deere”, pronostican los directivos ibéricos, que confían en una recuperación a nivel local respecto al curso precedente, si bien reconocen que “hay muchísima incertidumbre en los mercados y es muy difícil realizar previsiones”. El director comercial, Jaime Muguiro, observa un “optimismo relativo” a nivel general y recuerda que hay tractores en cartera, vendidos el año pasado, que se entregarán en los próximos meses por los problemas que se vienen arrastrando en las fábricas.

En un escenario tan complejo, y tomando como referencia datos desde noviembre de 2021 hasta octubre de 2022 -último año fiscal completo de la compañía-, John Deere logró incrementar en un punto su penetración en el mercado español, según explicó Muguiro.

Y destacó tres datos de las matriculaciones: John Deere acapara un tercio en el segmento de 100-150 CV, el 42,5% por encima de 150 CV y el 25% en cosechadoras. Cuatro (6120M, 6155M, 6195M y 6130M) de los cinco modelos de tractores más vendidos en España (octubre 2021-noviembre 2022) fueron John Deere.

La filial ibérica también mostró los resultados obtenidos en Portugal, un mercado del que destacó su liderazgo en lo que considera el “segmento profesional” (>120 CV), donde acapara el 42,4% del total, aunque también aparece en los primeros puestos en el rango de los 51-120 CV.

Precisamente en el primer año de vida del nuevo centro europeo de innovación para Cultivos de Alto Valor, situado en las mismas instalaciones de Parla, uno de los productos en los que más esperanzas tienen depositadas en John Deere Ibérica de cara a este año es la serie 5ML, formada por tres modelos con potencias máximas entre 110 y 136 CV y un paquete tecnológico para agricultura de precisión. Un tractor fabricado en Saltillo (México), muy enfocado a este tipo de cultivos.

El director de negocio de John Deere Ibérica insistió en el papel determinante que jugará el centro en el futuro de la compañía, de cara a su apuesta por los Cultivos de Alto Valor, donde Empresa, Universidad, startups e instituciones forman un ecosistema enfocado a la innovación. En este sentido, y a escala global, Eduardo Martínez de Ubago no quiso olvidar los 6 millones de dólares que diariamente invierte la compañía en I+D.

Porque más allá de los recursos destinados al progreso tecnológico, John Deere no olvida su posición y compromiso para dar respuesta a los dos grandes desafíos que, a su juicio, afronta el planeta en estos tiempos, que son la seguridad alimentaria y la sostenibilidad. Esta última, según Martínez de Ubago, dibujada no solo en términos medioambientales, sino también económicos y sociales. “Alcanzarlo es posible, pero sin atajos. Las tres convergen en innovación y tecnología. En John Deere queremos ser tan verdes como lo somos por dentro”, señaló.

El directivo desglosó también los objetivos de la compañía, más allá de los económicos, de cara a 2030. El primero de ellos es asegurar que el 75% de las hectáreas documentadas (en España son el 20%) sean sostenibles, para lo cual jugarán un papel desarrollos tecnológicos como el corte por secciones o la prescripción variable. Precisamente de la mano de la innovación buscará reducir el uso del nitrógeno en un 20%.

Aminorar el impacto de la huella de carbono es otro de los grandes retos, tanto a nivel interno (en un 50%), y a nivel externo aportando soluciones al mercado que permitan al cliente hacerlo en al menos un 15%. E igualmente, John Deere se ha fijado el compromiso de utilizar productos más sostenibles en los procesos productivos.

NOTICIAS DEL MERCADO