El campo mexicano también sufre las consecuencias que trajo la contingencia sanitaria de COVID-19, pero la IP impulsa la economía de los pequeños productores

90-14

Iniciativa privada busca mantener más de 100 mil empleos en el campo con millonaria inversión

Fecha: 21-10-2020
Periodista: REUTERS
Fuente: EL ECONOMISTA

El campo mexicano también sufre las consecuencias que trajo la contingencia sanitaria de COVID-19. Sin embargo, la iniciativa privada busca generar un apoyo al sector para disminuir el impacto que trajo el coronavirus.

“Todos los agricultores han sido afectados”, dijo Bosco de la Vega, presidente del Consejo Nacional Agropecuario (CNA), en una conferencia en mayo pasado. En aquella ocasión explicó que los principales problemas era que los cultivos estaban destinados a la hotelería y cadenas de supermercados, lo que provocó precios a la baja por las medidas de distanciamiento social.

Una respuesta al complejo panorama vino de la industria y los prestadores de servicio. El objetivo es mejorar la producción y distribución de los productos del campo, generando cadenas que incentiven una disminución en costos y trayectos. 

La Industria Mexicana de Coca-Cola (IMCC), de la mano de instituciones gubernamentales y la iniciativa privada, integró prácticas de agricultura sustentable. Con ello, buscan mantener más de 100 mil empleos indirectos en el sector.

De acuerdo con un reporte del despacho de derecho y economía SAI, la IMCC invierte 18,500 millones de pesos en productos locales. Esto significó un aumento del 25%, en comparación con 2018. 

“Estas acciones focalizadas construyen redes de personas y familias que, sin saberlo y sin conocerse, trabajan unas muy cerca de otras para dar continuidad a un esfuerzo colectivo que fortifica la economía de los pequeños productores, de los comercios locales y de México”, aseguró la IMCC en un comunicado.

Y es que, de acuerdo con Alfonso Romo, jefe de la Oficina de la Presidencia, México necesita de la iniciativa privada para sobreponerse de la crisis económica que dejará la pandemia del coronavirus. 

El Consejo Nacional Agropecuario señaló que más de 5 millones de pequeños productores podrían verse beneficiados por la evolución de la industria y la implementación de cadenas colaborativas. Indicó que esto generará crear un círculo virtuoso en el que todos ganan.

“La integración es el factor clave en un sistema de cadenas colaborativas. A través de alianzas con los productores y las instancias gubernamentales, la industria es el facilitador e implementador que integra y genera beneficios para toda la cadena”, José Cacho, vicepresidente de Cadenas Productivas del CNA.

La IMCC, que según su sitio web aporta el 1.4% del PIB, aseguró que este plan es a largo plazo. Con estas iniciativas buscan fomentar el desarrollo socioeconómico de las comunidades campesinas. 

“Junto con organismos empresariales, grupos transportistas y miembros de la industria de alimentos, la IMCC mantiene en implementación una cadena de valor que nunca termina, pues al crear un plan integral a largo plazo, en el que se suma a los productores locales, se generan miles de negocios rentables que permiten que todos ganen a través del trabajo conjunto, demostrando que es momento de que ¡Hagamos esto juntos!”, se lee en el comunicado.

 

noticias agronegocio

Noticias del Mercado