Toyota necesitaba un B-SUV. El C-HR cubría, hasta cierto punto, su participación en la categoría, pero su precio y la oferta de motores tienen más en común con un compacto que con un subcompacto. El nuevo Toyota Yaris Cross responde a ese hueco y se convierte en el SUV más accesible de la gama, con una propuesta totalmente encaminada al mundo de los B-SUV.

1366_2000-5

El Toyota Yaris Cross nace en formato B-SUV híbrido para abrirse paso entre T-Cross, Vitara y compañía

Fecha: 23-04-2020
Periodista: REUTERS
Fuente: EXPANSION

Tal y como su nombre lo insinúa, el nuevo SUV de Toyota toma al Yaris como punto de partida. La plataforma TNGA-B e incluso la distancia entre ejes es la misma que el hatchback, pero el Yaris Cross crece 24 cm a lo largo —mide 4.18 metros en total—, 2 cm a lo ancho y 9 cm a lo lato, con el fin de conseguir la apariencia de un SUV.

Por el contrario, el interior es casi idéntico al nuevo Yaris, al menos en términos de diseño. El tablero tiene por protagonista una pantalla táctil tipo tablet de alrededor de 10″, acompañada de un sencillo grupo de botones y un cuadro de instrumentos parcialmente digital. Al igual que el hatchback, el Yaris Cross busca un estilo minimalista.

Sólo está disponible con propulsión híbrida

El Toyota Yaris Cross adopta la cuarta generación del sistema híbrido de la marca, compuesto por un pequeño motor de tres cilindros de ciclo Atkinson de 1.5 litros, derivado directamente de los motores de 2.0 y 2.5 litros de los Corolla, C-HR, RAV4 y Camry híbridos. En conjunto con un motor eléctrico, desarrolla una potencia total de 116 hp.

La marca habla de una alta disponibilidad de par a bajas revoluciones y un motor de combustión que funciona a un nivel de eficiencia comparable con un diesel. De manera opcional se puede solicitar con tracción integral, que envía poder al eje trasero al arrancar, al acelerar y cuando detecta condiciones de baja adherencia.

De los pocos B-SUV híbridos del momento

El segmento de los B-SUV es uno de los más concurridos, sobre todo en Europa. Por dimensiones y enfoque urbano, el Toyota Yaris Cross se enfrenta a SEAT Arona, Volkswagen T-Cross, Renault Captur, Peugeot 2008, Suzuki Vitara, Ford Puma, Mazda CX-3, KIA Stonic o Nissan Juke, sólo por citar a algunos.

La gran diferencia del Toyota Yaris Cross es que entra en un terreno poco explorado en la categoría, no sólo al ofrecer la opción a un sistema de tracción integral, sino al ser el único híbrido —hasta la llegada del Captur. Se lanzará en Europa a mediados de 2021, producido en las instalaciones de Toyota en Francia a ritmo de más de 150,000 unidades al año. Es poco probable que llegue a México.


noticias automotriz

Noticias del Mercado