Todos queremos autos ecológicos, pero pagar millones no es el objetivo. Evaluamos tres de las tecnologías más populares y te decimos cuál cuesta menos a la larga

04c69065241585862659_original_std

Autos ecológicos ¿Cuál tecnología cuesta y contamina menos?

Fecha: 06-04-2020
Periodista: REUTERS
Fuente: EL FINANCIERO

Este ejercicio de costos está enfocado en autos ecológicos, o más bien en tres tecnologías de movilidad que pueden ser consideradas como tales. El dato del costo sólo está enfocado en el precio del modelo y en el costo de la energía. No se trata de un estudio de Costo Total de Propiedad (CTP), pues el enfoque es meramente económico y ecológico.

Sobra aclarar que estos tres modelos no compiten directamente. Los elegimos por ser los más cercanos en precio al eléctrico más barato del mercado, el nuevo Renault Zoe.

La idea es comparar tres tecnologías, un eléctrico a baterías, un híbrido, y un tres cilindros muy eficiente, todos en el rango “similar” de precios y dimensiones.

Por el precio de Zoe (aún por oficializarse), el híbrido más similar es el Kia Niro, aunque lo aventaja por más de 84 mil pesos. Por su lado, y apenas 20 mil pesos debajo de Zoe, el nuevo BMW Serie 1, un hatchback premium súper equipado, pero con un motor de nueva generación de apenas tres cilindros.

La ruta para comparar los modelos fue la misma, un trayecto entre ciudad y carretera para conocer las fortalezas de cada modelo. De Torres de Satélite hasta los Viveros de Coyoacán en la Ciudad de México, y de ahí hasta Jardines de México, a las afueras de Cuernavaca camino a Acapulco.

En nuestro recorrido por ciudad el más hambriento de energía es el tres cilindros del BMW, pues aún con el sistema start and stop gasta más recursos el moverse a velocidades lentas. Niro es un campeón de eficiencia, pero fue Zoe el que mayor diferencia tuvo entre rango perdido y energía gastada, es decir de los 22 km recorridos, nuestra autonomía sólo bajó 13 km.

El éxito parcial le duró poco a Zoe en la subida de CDMX hacia la sierra que la separa de Morelos. Aquí fue Niro el mejor del los tres al utilizar un motor de ciclo Atkinson con el motor eléctrico, que a bajas velocidades no consume mucho. El pequeño tres cilindros del Serie 1 también sufrió un poco la subida, pero la bajada hacia Cuernavaca y Acapulco ayudaría a todos a elevar las cifras.

Tras 145 km entre ciudad y autopista, a nuestra llegada al punto de retorno, los tres modelos superaron su cifra media de consumo, algo lógico por la gran bajada desde Tres Marías hasta Jardines de México, pero también relacionada al estilo de conducción de cada persona. Zoe nos entregó 10.4 km/kWh, 44% más; Niro llegó a los impresionantes 31.1 km/l, 15.6% más, mientras que el Serie 1 obtuvo 17.7 km/l, apenas 6% más de su cifra oficial.

A pesar de que el BMW parece ser el menos eficiente, no lo es en todo contexto, es la mejor opción si circulamos mucho por carretera, si queremos ir rápido y no gastar demasiado. Niro es el más balanceado de los tres, pero este tipo de motores térmicos no aceleran tan bien, y si queremos ir rápido, nuestros consumos se elevarán mucho. Fue Zoe el que menos energía gastó, pero que tiene una autonomía limitada, y si le exigimos velocidad en subidas, desaparecerá la carga de la batería como truco de magia de David Copperfield.

Ahora, el análisis más importante de esta prueba es el de costos y emisiones. Si lo que más nos importa es cuanto gastaremos en la energía para mover al auto, el ganador es Zoe, que necesita menos de 50 mil pesos para cargarlo durante cinco años y recorrer 100,000 km. No obstante, si a ese número le sumamos el precio del auto, Niro es el vencedor, con menos de 640 mil pesos por el auto y su gasolina en el mismo periodo y distancia, 60 mil menos que Zoe. Los motores puramente a gasolina, por muy eficientes que sean, gastarán más en energía, y si les sumamos el precio (en este caso un auto premium), no lucirán en esta batalla.

Desde la perspectiva de emisiones, Zoe es el vencedor absoluto.Pero a pesar de que no emite CO2 al ser eléctrico, sí se pueden calcular sus emisiones indirectas por la generación de la electricidad, que a pesar de existir, son de la mitad de las del motor de tres cilindros.

Si el precio es un factor decisivo, un híbrido es la mejor decisión, muy bien balanceado. Si el gasto energético y las emisiones son lo que cuenta para ti, un eléctrico no tiene quien lo supere. Si quisiéramos igualar la diferencia de inversión entre Zoe y Niro, tendríamos que manejar Zoe por más de 17 años, algo impensable hoy en día.

Veremos mucho más de estas tres y otras tecnologías en los siguientes años. Los eléctricos serán los reyes cuando sean más baratos y mientras tanto se comienza a asomar una tecnología cada vez más popular, los híbridos enchufables, con las ventajas de los eléctricos en ciudad y de los de gasolina en carretera.


noticias agronegocio

Noticias del Mercado