Así funciona la tecnología Nissan e-POWER en la vida real

A estas alturas ya hemos hablado bastante de la tecnología Nissan e-POWER, pero hasta ahora llega la oportunidad de ponerla en acción, porque como bien nos dicen en Nissan: para entenderlo hay que manejarlo. Comencemos un repaso rapidísimo de esta tecnología. Es un sistema de motorización eléctrico que no necesita cables ni detenerse para recargar …

Así funciona la tecnología Nissan e-POWER en la vida real Leer más »

Fecha: 23-11-2022
Fuente: EL FINANCIERO
Periodista: REUTERS

A estas alturas ya hemos hablado bastante de la tecnología Nissan e-POWER, pero hasta ahora llega la oportunidad de ponerla en acción, porque como bien nos dicen en Nissan: para entenderlo hay que manejarlo.

Comencemos un repaso rapidísimo de esta tecnología. Es un sistema de motorización eléctrico que no necesita cables ni detenerse para recargar porque su energía proviene de un generador a gasolina, aunque el único responsable de mover al vehículo es un motor eléctrico.

Este generador a gasolina trabaja únicamente con 80 hp y 76 lb-pie, pero el sistema entrega esa energía en 134 hp y 206 lb-pie completamente eléctricos. Dicho con menos palabras: la energía de la gasolina se aprovecha mejor para generar electricidad, y la tarea de mover el vehículo se delega al motor eléctrico.

¿Cómo se siente? ¿Cómo se escucha?

Una de las principales inquietudes que han surgido en torno al funcionamiento de la tecnología Nissan e-POWER es qué tanto interviene el generador a gasolina durante la conducción. La respuesta es sencilla: el generador trabaja casi todo el tiempo porque la batería es pequeña. Su función es almacenar sólo la energía necesaria para que el sistema pueda operar; una batería más grande implicaría mayor peso y elevaría el costo.

Si rozamos ligeramente el acelerador, el generador se mantendrá apagado y el motor eléctrico se alimentará con la energía almacenada en la batería. Si la demanda de acelerador incrementa, el generador entrará en acción. Su sonido es bastante peculiar: no trabaja como una planta de luz, que sólo opera en modo “encendido/apagado”. Conforme hundes el pie en el acelerador, el generador va aumentando gradualmente el rango de revoluciones, para que la sensación de velocidad sea congruente con el sonido del generador.

Como buen sistema eléctrico, Nissan e-POWER tiene distintos modos de manejo. Hay tres modos principales: Eco, Normal y Sport. En cada uno de ellos se puede usar la transmisión en modo B, con el que se activa un frenado regenerativo más intenso, que además permite operar el vehículo sólo con el pedal del acelerador: si lo sueltas, sentirás cómo comienza a frenar, y si necesitas detenerte con mayor rapidez, el pedal del freno se mantiene disponible. Esta tecnología se llama e-Step.

Hablemos de sensaciones. Una de las claves de la tecnología Nissan e-POWER es la experiencia de manejo completamente eléctrica. Es cierto que cuenta con un generador a gasolina —y se escucha— pero lo que sientes al momento de acelerar es completamente la sensación de un vehículo eléctrico: una aceleración lineal, torque instantáneo y manejo divertido. Si hundes de repente el pie en el acelerador, sentirás cómo te pega al respaldo.

La ventaja está ahí. Nissan e-POWER nos permite experimentar una sensación de manejo 100% eléctrica, sin depender de cables o de encontrar estaciones de carga en el camino. Basta con pasar a la gasolinera para recuperar autonomía.

Esta tecnología ya está disponible en México. Nissan Kicks e-POWER es el primer modelo en ofrecerlo. Como dato curioso, México es el país responsable de estrenar en nuestro continente esta tecnología exclusiva de Nissan.

NOTICIAS DEL MERCADO